Regreso al pasado. Construyendo una máquina Arcade desde cero

2_IMG_1262
Llegó el verano, y con él, algo de tiempo libre para poner en marcha algunos de mis proyectos. Hace tiempo que tenía ganas de tener una recreativa arcade en casa; si, de esas que funcionaban con monedas de 5 duros, se jugaba de pie en bares o salones recreativos y cuyos mandos hacían un clic-clic muy característico. Sin gráficos espectaculares, ni sonido 5.1, ni gafas de realidad virtual. Sin juego en red. Sin ni siquiera botón de pausa o grabar partida. Pero que nos hicieron pasar tan buenos momentos a aquellos que tenemos ya unos añitos :-).

Preparándolo todo

Aunque hay otras máquinas parecidas mucho más pequeñas como las Bartop (sólo la parte de arriba, sin pie), yo tenía claro que quería una recreativa completa, del tipo Upright.  Por otro lado también quería que no fuese tan voluminosa como las de antes (al tener monitor de tubo ocupaban muchísimo) y que su electrónica fuera fácil de montar y mantener. Así que después de navegar mucho por ahí (hay bastante material en internet) me decidí a hacer la máquina con estas características:

  • Mueble tipo «slim» basado en The Mame Project
  • Bandeja extraíble para el teclado
  • Sonido mediante altavoces de coche y amplificador
  • Monitor TFT en formato 4:3 de 21 pulgadas
  • Rasberry Pi 3 con Retropie
  • Toda la electrónica situada en la parte de arriba, quedando la parte baja del mueble libre para almacenar cosas

El trabajo sucio

Y nunca mejor dicho. Si te vas a embarcar en un proyecto como éste, asegúrate de buscar un sitio apropiado para el trabajo, sino quieres llenar de polvo hasta el lugar más recóndito de tu casa.

Aunque las máquinas arcade originales solían fabricarse en aglomerado de 19mm, yo he optado por MDF de 16mm. El MDF se trabaja más fácilmente y tienen mejor acabado. Lo primero ha sido preparar las medidas de las piezas basándonos en los planos de The Mame Project, aunque yo en mi caso he modificado algunas medidas, sobre todo la altura, para ajustarla a mi talla. Casi todas las piezas la pueden cortar perfectamente en las tiendas de maderas con servicio de corte, excepto los laterales que al ser curvos, tendremos que emplear la sierra de calar.

He de decir que cuando terminé de cortar el primer lateral con la sierra de calar y vi el resultado fue totalmente desmoralizador y decepcionante ya que se notaba muchísimo el corte y no había quedado nada fino. Tiré de escofina y tras un buen rato desbastando y levantando más polvo, el resultado fue espectacular.

2_IMG_1236

Los cantos de la madera los redondeé con una fresadora (más polvo al canto) y la verdad el que el resultado también fue espectacular.

2_IMG_0970

Marquesina

Después de tener todas las piezas (las cortadas en la tienda de maderas más los dos laterales cortados a mano) lo siguiente fue preparar la parte superior de la máquina, que deberes desmontable para poder acceder a la marquesina y altavoces.

2_IMG_1239Para ello usamos unos listones fijados a los laterales, que después usaremos para atornillar las tablas desmontables.

2_IMG_1237

Sistema de sonido

Para el sonido hemos usado 2 altavoces y un amplificador de coche. Los altavoces van atornillados a una de las tablas a la que le hemos practicado una serie de taladros a modo de rejilla para que salga el sonido.

2_IMG_1235

Dado que los altavoces eran de 2 vías y los agudos sobresalían un poco, hemos tenido que hacer unos pequeños huecos por detrás de la madera. De esta manera,  también aseguramos que sonido sale mejor por los taladros. En este caso hemos usado la fresadora de nuevo y obtenemos un resultado como el siguiente.

2_IMG_1272

Ciertamente.  Los huecos podían haberme quedado mejor. Pero sinceramente teniendo en cuenta que no se ven y la cantidad ingente de polvo que suelta la fresadora (no tengo ningún aspirador conectado a la misma) los he dejado así.

El montaje

Lo primero ha sido realizar la base del mueble. Para todo el montaje hemos usado tornillos, espigas y cola.

2_IMG_1250

A continuación, vamos montando tablas sobre un lateral y al final ponemos el otro. Las primeras que fui montando iba midiendo todo, haciendo un taladro guía, poniendo la espiga, comprobando que todo iba bien y después avellanando, encolando y apretando. Pero la verdad es que poco a poco fui montándolo «a ojo»; cola, taladro, tornillo y apretar (ups! tampoco puse muchas veces las espigas…).

2_IMG_1251

Antes de «cerrar» el mueble con el otro lateral, hicimos dos ranuras con la fresadora en la parte interior de cada lateral, que usaremos para meter al final el bezel (cristal que se pone encima del monitor). Una vez todo montado puse la puerta trasera (por dónde accederemos a la electrónica), con unos listones para que sirvieran de tope y una cerradura.  Esto ya va tomando forma.

2_IMG_1261

Como se ve, la parte baja del mueble sirve como almacenaje, tapando todo con una puerta (falta ponerle las bisagras, ahora mismo la tabla está puesta sólo para hacer la foto).

Un descanso… pero la probamos 🙂

Bueno, todavía queda mucho: imprimación, pintura, vinilos, cristales, patas y ruedas… Así que me toca recoger todo hasta que tenga tiempo otra vez para terminarla. Peeeeeero, como ya tengo toda la electrónica comprada ¿qué tal si lo probamos todo en el mueble? Para los mandos usaré un joystick que uso con el PC.

image3

¿No tiene mala pinta verdad? ¡Veámosla en acción en un video!

Bueno, espero tener algo de tiempo libre antes de que acabe el verano y la termino. Pero mientras tanto ¡ya puedo usarla!

Espero que os haya gustado, ¡nos vemos pronto chic@s!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.